POLICONSULTORIOS AMEL INFORMA.

 

La Bronquiolitis.

 

 

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen la causa del 70% de las consultas pediátricas y del 50% de las internaciones durante el período invernal. Las bronquiolitis, bronquitis y neumonías forman parte de este grupo de enfermedades que determinan alrededor del 1,5% de las muertes de niños entre 1 y 4 años en la República Argentina. Porcentaje que aumenta si el niño es menor de 1 año de edad, si nació en el noroeste o el noreste argentinos o si el niño nació con bajo peso.

 

La bronquiolitis es una infección ocasionada la mayoría de las veces, por virus que circulan todos los años afectando especialmente a los niños menores de 2 años. Las acciones para proteger a los más chicos de esta enfermedad pasan por reforzar los hábitos de higiene (lavado de manos, ventilación de ambientes cerrados, no compartir vasos ni elementos personales) y mantener una alimentación saludable y control de crecimiento y desarrollo al día.

 

Factores de riesgo de infección respiratoria

- Falta de lactancia materna
- Control de crecimiento y vacunación incompletos
- Prematurez/ bajo peso de nacimiento
- Desnutrición ( déficit de micronutrientes, déficit de vitaminas y hierro)
- Hacinamiento
- Epoca invernal (otoño-invierno)
- Asistencia a guarderías
- Contaminación ambiental y/o domiciliaria
- Lactantes menores de 1 mes.
- Será preciso evitar el contacto con las personas que tengan algún foco respiratorio infeccioso. Para ello, es recomendable evitar los sitios donde se acumule mucha gente: ambulatorios, centros comerciales, transportes públicos, entre otros.
- En el hogar, cada uno debe acostumbrarse a lavarse las manos con frecuencia, ventilar los ambientes e higienizarlos diariamente. Asimismo, es importante no llevarse las manos a la boca o la nariz, y tampoco estornudar o toser cerca de los pequeños.
- Si el recién nacido es prematuro o tiene enfermedades respiratorias crónicas, el pediatra es quien debe guiar en todo momento a los papás para evitar que la enfermedad acarree graves consecuencias en los niños
- Es importante no exponer al bebé al humo del tabaco, por lo que resulta conveniente evitar fumar en la casa.
- Recordar que el bebé debe dormir boca arriba o de lado
 

Además de las indicaciones del médico como medidas preventivas, es muy importante destacar, que conviene mantener al niño bien hidratado, alimentarlo adecuadamente (es siempre preferible amamantarlo), y extremar la vigilancia para evitar situaciones de riesgo.

Doctora Marcela Rami
Médica General de Cabecera,
Familiar y de la Comunidad
MP 28453/0 - ME 14078