Atilra se equipa para atender a personas con capacidades diferentes

 

 

La seccional Villa María de Atilra y OSPIL Salud, ambas con sede en Belgrano 280, conformaron recientemente el Centro de Abordaje Habilitación y Rehabilitación Interdisciplinario de la Discapacidad (ARID) para una mejor y más completa atención de sus afiliados.

 

Debido a la complejidad del ser humano, y más aún de aquellas personas con discapacidad, la intervención requiere de distintos saberes específicos para poder dar respuesta a la diversidad, concentrando y focalizando a cada individuo en un espacio de atención especializado, para brindar un servicio integral, mediante acciones simultáneas de promoción y prevención de salud; desarrollo, recuperación y mantenimiento funcional e integración educativa.

 

Se ha conformado un equipo interdisciplinario cuyos servicios están destinados a las necesidades educativas y terapéuticas especiales. En el área de Kinesiología y Fisioterapia Ivana Marchetti y Raquel Marqués, en Fonoaudiología María Rolando. En Psicología María de los Angeles Mainardi y Malena Gómez, en Psicopedagogía Silvana Piscitello, en Estimulación Temprana y Psicomotricidad Romina Cañas, en Servicio Social Constanza Bencid y Virginia Mengarelli como profesora de Educación Especial.

 

Se atiende a niños con problemas en el desarrollo o que estén en riesgo de padecerlo (desde su nacimiento), a jóvenes que demanden una asistencia especial, individual o grupal para mejorar su desenvolvimiento y autonomía personal, y a adultos con la finalidad de restablecer sus funciones alteradas y lograr el mejor nivel posible de reinserción sociocultural y así mejorar su calidad de vida.

 

Paralelamente a la intervención con el paciente, el equipo generará espacios de trabajo con su grupo familiar a fin de ayudarlos, guiarlos y acompañarlos para generar un mejor ambiente cotidiano en quienes cuidan y conviven con el mismo, día a día.

 

El trabajo del equipo comienza con una entrevista de admisión donde se evalúan los recursos, capacidades, necesidades y demandas, con el objetivo de crear un programa de trabajo con el paciente y su familia que constará intervenciones profesionales y la integración y participación a diferentes talleres, como por ejemplo: escuela de verano (en funcionamiento actualmente), taller de formación laboral, entrenamiento de las actividades de la vida diaria, acompañamiento terapéutico, el juego como puente de aprendizaje, etcétera.

 

Para una mejor y apropiada atención de sus pacientes, Atilra Villa María se encuentra ampliando su espacio físico con equipamiento de avanzada tecnología, donde también se instalará una piscina para poner en práctica nuevas técnicas de rehabilitación y esparcimiento.