OSPIL INFORMA.

 

Septiembre, mes del corazón

 

La prevención, clave para la salud cardíaca

 

El Día Mun­dial del Co­ra­zón (que se celebra los 25 de septiembre) es una ini­cia­ti­va de la Fe­de­ra­ción Mun­dial del Co­ra­zón cu­yo ob­je­ti­vo es con­cien­ti­zar a la po­bla­ción acer­ca de las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, pro­mo­ver su pre­ven­ción y con­trol, y cuen­ta con el pa­tro­ci­nio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unes­co. 

La Obra So­cial del Per­so­nal de la In­dus­tria Le­che­ra (OS­PIL) se une a la ce­le­bra­ción a tra­vés del De­par­ta­men­to de Pre­ven­ción y Pro­mo­ción de la Sa­lud con una cam­pa­ña de con­cien­ti­za­ción, pa­ra re­for­zar de es­ta ma­ne­ra el com­pro­mi­so que tie­ne des­de ha­ce años con la pre­ven­ción de tras­tor­nos car­dio­vas­cu­la­res. 

La sec­cio­nal Vi­lla Ma­ría de la ci­ta­da obra so­cial se con­si­de­ra pio­ne­ra en pla­nes de pre­ven­ción de la sa­lud y ha si­do re­co­no­ci­da tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal, a raíz de la  im­ple­men­ta­ción del Plan de Pre­ven­ción Car­dio­vas­cu­lar, con se­gui­mien­to y ci­ta­ción de pa­cien­tes en ries­go y ha­cien­do lle­gar el pro­gra­ma a to­dos los be­ne­fi­cia­rios, lo que per­mi­te dis­mi­nuir las ele­va­das ci­fras de es­tas pa­to­lo­gías y sus com­pli­ca­cio­nes. 

En la ac­tua­li­dad di­cho Plan con­ti­núa vi­gen­te en los po­li­con­sul­to­rios de AMEL, aun­que lo que ini­cial­men­te fue un pro­gra­ma de pre­ven­ción car­dio­vas­cu­lar, se ha con­ver­ti­do en uno más am­bi­cio­so, el Pro­gra­ma Vi­da Sa­lu­da­ble, a tra­vés del cual se pre­ten­de, ade­más de ha­cer la ne­ce­sa­ria pre­ven­ción car­dio­vas­cu­lar, ob­ser­var, ana­li­zar y de­tec­tar to­dos los fac­to­res de ries­go que pre­sen­ta ca­da su­je­to de acuer­do a su edad, se­xo, an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res y per­so­na­les, há­bi­tos y ru­ti­nas que pue­dan, en ma­yor o me­nor me­di­da, in­fluir ne­ga­ti­va­men­te en su bue­na sa­lud.

En es­te mes del co­ra­zón, si us­ted pre­sen­ta al­gún fac­tor de ries­go car­dio­vas­cu­lar (so­bre­pe­so, obe­si­dad, hi­per­ten­sión, dia­be­tes o fu­ma) con­sul­te a su mé­di­co.  

No ol­vi­de, “pre­ve­nir, es me­jor que cu­rar”.

 

T. S. Constanza Benzid

Lic. Alejandra Walker 

Departamento de Prevención y Promoción de la Salud, Ospil 

Seccional Villa María